Skip Navigation
Print Email Facebook Tweet Share
Text Size: A A A

Hoja informativa

Las consecuencias del tabaquismo en la salud: 50 años de progreso, un informe de la Dirección General de Servicios de Salud

Este es el 32.o informe de la Dirección General de Servicios de Salud de los Estados Unidos. relacionado con el tabaco que se ha publicado desde 1964. Este documento resalta los 50 años de progreso en el control y la prevención del tabaquismo, presenta nuevos datos sobre las consecuencias de fumar para la salud y trata oportunidades que podrían acabar con la epidemia del tabaquismo en los Estados Unidos. La evidencia científica que contiene el informe confirma lo siguiente:

La centenaria epidemia del consumo de cigarrillos ha causado una enorme catástrofe de salud pública que pudo haberse evitado en los Estados Unidos.

  • Desde que se publicó el primer “Informe de la Dirección General de Servicios de Salud de los Estados Unidos sobre el tabaquismo y la salud” hace 50 años, más de 20 millones de personas en los Estados Unidos han muerto por fumar.
  • Si las tasas actuales continúan, se proyecta que 5.6 millones de personas menores de 18 años que viven hoy en los Estados Unidos morirán prematuramente por enfermedades relacionadas con el tabaquismo.
  • La mayoría de los 20 millones de muertes asociadas al tabaquismo ocurridas desde 1964 se presentaron en adultos que habían fumado; sin embargo, 2.5 millones de esas muertes ocurrieron entre personas no fumadoras por enfermedades causadas por la exposición al humo de segunda mano.
  • Más de 100 000 bebés han muerto en los últimos 50 años por el síndrome de muerte súbita del lactante, complicaciones por nacimiento prematuro, complicaciones por bajo peso al nacer y otros problemas que se presentan durante el embarazo como resultado del tabaquismo en los padres.
  • La epidemia del tabaquismo fue originada por la industria tabacalera y sigue siendo mantenida por ella al brindar deliberadamente información errónea al público sobre los riesgos de fumar cigarrillos.

A pesar de que se ha avanzado significativamente desde el primer informe de la Dirección General de Servicios de Salud, publicado hace 50 años, el tabaquismo continúa siendo la mayor causa individual de enfermedades y muertes prevenibles en los Estados Unidos.

  • Las tasas de tabaquismo entre los adultos y adolescentes son menos de la mitad de lo que eran en 1964; sin embargo, 42 millones de adultos en los Estados Unidos y cerca de 3 millones de estudiantes de escuela secundaria media y superior continúan fumando.
  • Cada año, casi medio millón de personas en los Estados Unidos mueren prematuramente por fumar.
  • Más de 16 millones de personas en los EE. UU. sufren alguna enfermedad causada por el tabaquismo.
  • En promedio, en comparación con las personas que nunca han fumado, los fumadores sufren más problemas de salud y discapacidades por el tabaquismo, y en última instancia pierden más de una década de vida.
  • Los costos económicos estimados que se atribuyen al ­tabaquismo y a la exposición al humo del tabaco continúan aumentando y en la actualidad se acercan a los 300 000 millones de dólares anuales, con costos médicos directos de al menos 130 000 millones de dólares y pérdidas de productividad de más de 150 000 millones de dólares al año.

La evidencia científica no se puede refutar: la inhalación del humo del tabaco, en particular el proveniente de los cigarrillos, es mortal. Desde el primer informe de la Dirección General de Servicios de Salud de los EE. UU. en 1964, la evidencia ha vinculado al tabaquismo con enfermedades en casi todos los órganos del cuerpo.

  • En los Estados Unidos, el tabaquismo causa 87 % de los cánceres de pulmón, 32 % de las muertes por cardiopatía coronaria y 79 % de todos los casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica o epoc.
  • Una de cada tres muertes por cáncer es causada por el tabaquismo.
  • Este informe concluye que fumar causa cáncer colorrectal y del hígado, y aumenta la tasa de ineficacia del tratamiento de todos los cánceres.
  • El informe también concluye que el tabaquismo causa diabetes, artritis reumatoide y debilidad del sistema inmunitario, aumento del riesgo de tuberculosis y de muerte, así como embarazo ectópico (en las trompas) y problemas de fecundidad, labio leporino y paladar hendido en bebés nacidos de mujeres que fumaron al comienzo del embarazo, disfunción eréctil y degeneración macular asociada a la edad.
  • Se sabe ahora que la exposición al humo de segunda mano causa accidentes cerebrovasculares en las personas no fumadoras.
  • Este informe encontró que además de causar una multitud de enfermedades graves, fumar cigarrillos afecta el estado general de la salud,  deteriora la función inmunitaria y reduce la calidad de vida.

Los fumadores tienen hoy en día un mayor riesgo de tener cáncer de pulmón que los fumadores en 1964.

  • A pesar de que en la actualidad las personas fuman menos cigarrillos que hace 50 años, tienen un riesgo más alto de cáncer de pulmón.
  • Los cambios en el diseño y composición de los cigarrillos que se han realizado desde los años 50 han aumentado el riesgo de adenocarcinoma pulmonar, el cáncer de pulmón más frecuente.
  • La evidencia parece indicar que los filtros ventilados pueden contribuir a riesgos más altos de cáncer de pulmón, al permitir que los fumadores inhalen más profundamente y de esta manera llevar los carcinógenos que contiene el humo del cigarrillo a partes más internas del tejido pulmonar.
  • Por lo menos 70 de las sustancias químicas que contiene el humo del cigarrillo son carcinógenos conocidos. Los niveles de algunas de esas sustancias químicas han aumentado porque los procesos de fabricación han cambiado el contenido de los cigarrillos. La evidencia parece indicar que los niveles más altos de esas sustancias químicas en los cigarrillos de la actualidad pueden haber contribuido a mayores riesgos de tener adenocarcinoma pulmonar, el cáncer de pulmón más frecuente.

Por primera vez, las mujeres tienen la misma probabilidad de morir debido a muchas enfermedades causadas por el tabaquismo que los hombres.

  • En las mujeres, los riesgos de enfermedad debido al tabaquismo han aumentado drásticamente durante los últimos 50 años y en la actualidad son iguales a los de los hombres para el cáncer de pulmón, la epoc y las enfermedades cardiovasculares. La cantidad de mujeres que mueren de epoc excede en la actualidad a la de los hombres.
  • La evidencia también indica que las mujeres son más propensas a la epoc grave a menor edad.
  • Entre 1959 y el 2010, aumentó significativamente el riesgo de cáncer de pulmón entre los fumadores. En las mujeres fumadoras, el riesgo aumentó diez veces. Entre los hombres fumadores, el riesgo se duplicó.

Las estrategias y los programas de control del tabaquismo de eficacia comprobada, en combinación con mejores estrategias para eliminar rápidamente el consumo de cigarrillos y otros productos del tabaco que se queman, nos ayudarán a lograr una sociedad libre de enfermedades y muertes relacionadas con el tabaquismo. 

  • Es necesario tomar medidas adicionales para lograr la meta de acabar con las enfermedades y muertes asociadas al tabaquismo.
  • Las intervenciones de control del tabaquismo basadas en la evidencia que son eficaces siguen sin usarse lo suficiente. Entre las medidas que sabemos que son eficaces para prevenir que las personas empiecen a fumar y promover que dejen de fumar están las campañas de gran impacto en los medios de comunicación, los impuestos al tabaco lo suficientemente altos que hagan que los jóvenes desistan de fumar y que motiven a dejar de hacerlo, el fácil acceso a tratamientos de cesación del tabaquismo y su promoción en entornos médicos, las políticas antitabaco y los programas integrales de control del tabaco estatales con financiamiento a los niveles recomendados por los CDC.
  • Las enfermedades y muertes por el consumo del tabaco en los Estados Unidos son causadas en su mayoría por los cigarrillos y otros productos del tabaco que se queman. La rápida eliminación de su consumo reducirá en forma drástica esta carga de salud pública.
  • Se han propuesto nuevas estrategias finales con la meta de eliminar el tabaquismo. Algunas de estas estrategias pueden ser útiles en los Estados Unidos, en particular la reducción del contenido de nicotina en los productos del tabaco a niveles que no causen adicción.

MLS-244994